El camino de la belleza

Masaje Kobido 

El masaje facial Kobido es un técnica japonesa antigua y refinada que se basa en restaurar la  belleza, la cual, según la filosofia Kobido, nace del equilibrio perfecto entre la salud física, mental y Espiritual

Esta técnica combina puntos de Shiatsu. (Una terapia que ayuda a recuperar y equilibrar la energía del cuerpo)  Aplicada sobre el rostro hace que este tenga más vitalidad y luminosidad, hidratación, estimula el metabolismo celular haciendo que la piel se renueve rápidamente, mejora la circulación de la sangre y el flujo linfático.

Libera la tensión bloqueada en los músculos faciales y del cuello relajando las zonas donde se producen las líneas de impresion, por ello ayuda a rejuvenecer el rostro reparando el tejido facial, mejorando el tono de la piel, eliminando y previniendo las líneas de impresion, flacidez, manchas, bolsas en los ojos, reparando el tejido facial (incluidas cicatrices)

Tras una sesión de Kobido, la persona se siente descansada, relajada y con la mente despejada, como si hubiera salido de un profundo y reparador sueño, por ello se considera una técnica muy eficaz para reducir el estrés.

En todo momento se obtiene grandes beneficios en términos de belleza, bienestar, relajación y equilibrio.

RECOMENDACIONES

El masaje Kobido puede realizarse tanto en hombres como en mujeres de todas las edades, en la pequeña visita se hará una evaluación del tipo de piel así como de los objetivos terapéuticos a abordar,

Cuando no hay una necesidad estética, se recomienda como técnica preventiva a partir de los 30 años. A partir de los cuarenta años ayuda a redefinir el contorno del rostro, suaviza las arrugas y aclara las manchas.

La frecuencia ideal para realizar un tratamiento es de una sesión a la semana durante los primeros dos meses y después una cada quince días.

Para la sesión de kobido el rostro ha de estar limpio sin restos de maquillaje, cremas y otros productos.

Para los hombre es aconsejable haberse afeitado lo más reciente posible a la sesión ( No es recomendable realizar Kobido con barba)

Siempre recomendado bebe agua después de la sesión de kobido, para ayudar al cuerpo a eliminar completamente las toxinas, así como para hidratar.

No se debe aplicar kobido en clases de pieles con acné, psoriasis u otras enfermedades cutáneas en el rostro.  Tampoco en el caso que haya cicatrices muy recientes, (así
como si es recomendable en cicatrices muy antiguas)

Tampoco se debe realizar Kobido en caso de tener inyección de botox u ácido hialurónico y tensores en el rostro.

Esta técnica parte del siglo XV y estaba reservada en exclusiva a la familia imperial
y las familias más nobles y adineradas de Japón, hoy está a nuestro alcance.


Resultados visibles desde la primera sesión.

(Imprescindible reservar cita)

Primera sesión                                                                                             (Oferta)  

Sesión de 60 min.

20 €

sesión individual 

Sesión de 60min

30 €

Bono de 5 sesiones

Sesiones de 60min

125 €

Bono de 10 sesiones

Sesiones de min

200 €