Posturas invertidas

24.11.2018

El resultado es un efecto estimulante de la actividad cerebral, lo que puede ayudar a activar áreas cerebrales que permanecen inactivas favoreciendo otras de facultades superiores de la mente como la intuición, niveles profundos de consciencia , facultades psíquicas....

De acuerdo a estos  textos antiguos, las impurezas se acumulan en la parte inferior del abdomen, lo que da lugar a numerosas enfermedades. Al invertir la postura del cuerpo las impurezas se desplazan por gravedad hacia el área donde se localiza el elemento fuego, el cuál consume dichas impurezas. Por ese motivo se dice que las posturas invertidas regeneran y purifican el cuerpo físico.

5 minutos de cabeza se traduce en rejuvenecer 5 minutos. Los yoguis explican con sencillez, que al nacer, cada persona conserva un tipo de energía llamado "Soma". Se trata de una cierta cantidad de líquido que se encuentra en la parte superior de la cabeza, la cual desemboca inexorablemente con cada respiración, a través de un goteo; y una vez que ese preciado líquido se agota, así mismo se termina la vida. Por lo tanto, los yoguis creen que mediante las posturas invertidas del yoga, se impide el curso de este flujo y se puede alargar la vida.

Las posturas invertidas de yoga, ayudan a ver el mundo desde otros ángulos. Cuando la cabeza se encuentra en una posición más baja que el resto del cuerpo, se abren otras expectativas de la realidad, dejando más espacio para los sentimientos y los afectos los cuales podemos observar y dejar que salgan a la luz con aceptación, dulzura y sin juicio.

Las posturas invertidas tienen una gran acción a nivel hormonal. La presión de la barbilla al esternón, actúa particularmente sobre la glándula tiroides; la cual es responsable de la regulación del peso corporal, la temperatura y los niveles de energía. 

Aunque la apariencia exprese otra cosa, todo aquél que practica las posturas invertidas en el yoga, coincide en que son altamente relajantes, una vez que las dominan. El esfuerzo es mínimo, y estas posiciones son generalmente reservadas para el final de cada sesión, justo antes de la relajación final. El mero hecho de permanecer al revés reduce la tensión muscular en un 35%. La ansiedad, la tensión y el insomnio, también se pueden controlar por medio de las posiciones invertidas.

Desde un punto de vista hormonal, una postura invertida estimula la producción de serotonina, responsable de promover el sueño reparador y la relajación. Estudios también han demostrado que las posturas invertidas durante el yoga, provocan una disminución en el cortisol, la hormona responsable del estrés secretado por las glándulas suprarrenales.

Es importante realizarlas paso a paso, en forma lenta y cuidada, para no sufrir lesiones y mantener la relajación


Ir en contra de la gravedad ayuda al retorno venoso, éste se basa en el movimiento muscular y en la gravedad para dar movimiento a la sangre. Durante una posición invertida, la sangre oxigenada pasa por las venas hacia el corazón, el cerebro, los órganos y el rostro.

Al igual que con el retorno venoso nuestros cuerpos dependen de la gravedad y la acción muscular para mover la linfa por lo que las posiciones invertidas nos pueden ayudar a limpiar el sistema linfático, el cual actúa como un alcantarillado del cuerpo al recoger las toxinas, el exceso de proteínas y las bacterias, para llevarlas a los ganglios linfáticos donde son eliminadas.

Debido a que permanecemos la mayor parte de nuestro tiempo, de pie o sentado y nos ejercitamos muy poco, algunas energías que conforman la parte fundamental de nuestra existencia se encuentran alteradas y bloqueadas en algunos lugares específicos de nuestro cuerpo. Por lo tanto, realizar posturas de yoga invertidas, ayuda a remover todas estas energías bloqueadas para hacerlas circular en varias direcciones y lograr reequilibrarlas en conjunto. 

El proceso de separar tu cuerpo del suelo durante periodos prolongados de tiempo puede ayudar a desarrollar la confianza interior y la autoestima y , en última instancia, sanar las reacciones producidas por el estrés que, a su vez, se asocian al miedo.

Disfruta del proceso y de la energía de cada postura y siente los beneficios de cada una de ellas.